El Coloniaje Es Una Cárcel Para Tu Mente

El Coloniaje Es Una Cárcel Para Tu Mente

En la sociedad moderna el educado es el que ha obtenido conocimientos mediante el sistema de enseñanza y el que actúa según la sociedad determina que debe pensar, actuar y comportarse un individuo sin importar que en todos los otros sentidos no sea nada mas que un ‘bárbaro’ egoísta que no le interesa nada que no sea su propio bien estar.

El individuo moderno se siente civilizado, avanzado, educado y desarrolla una actitud arrogante hacia todo lo que es extraño a esa programación que comenzó en su casa, se desarrollo en la escuela y que continua mediante los medios de comunicación, programas de televisión, películas, periódicos, anuncios y demás influencias diarias que se encuentran en todas partes, que manipulan casi todos los aspectos de nuestras vidas y hacen perpetua la adoctrinación.

Pero en ese proceso de someternos al mundo del entretenimiento, la comodidad, los lujos y la tecnología olvidamos y rechazamos cultivar nuestro propio ser, rompemos lo que nos une a la creación, nos distanciamos a tal grado que nos sentimos ajenos a nuestro habitad natural. Entonces, ¿eso es ser ‘educado’ ¿seguir las reglas del sistema y de la sociedad mientras nos distanciamos de nuestra humanidad, del mundo real que nos rodea y encima de eso contribuir a su destrucción?

La verdadera educación no es otra cosa que CONCIENCIA. Conciencia de nuestro alrededor, conciencia de espacio y tiempo, conciencia histórica, conciencia humana, conciencia de quienes somos y el daño que le estamos haciendo al mundo con este estilo de vida al que llamamos ‘progreso’ pero que va deteriorando todo a nuestro alrededor.

La programación, la asimilación y la destrucción de nuestra identidad no permite el desarrollo de la conciencia. Esa es la raíz del coloniaje, la mentalidad programada, esa es la razón por la que el independentismo es ridiculizado por las mayorías.

La mente colonizada es el estado mental común del puertorriqueño, y si queremos salvar este pedazo de tierra tenemos que curarlo porque como dijo don Rafael Cancel Miranda: ‘el coloniaje es una enfermedad’.