La legalidad o ilegalidad de un asunto NO descoloniza; interrumpe, distrae y esclaviza. Se descoloniza a través del orden natural, las herramientas no descolonizan al individuo; el espíritu descoloniza al individuo. ¡Las leyes no descolonizan! ¡La ley es coloniaje!

La rebeldía superficial -la rebeldía de reformar- de pintar lo que se ve mohoso para que se vea un poco mejor perpetua la dominación del hombre por el hombre.

Para descolonizárte solo te necesitas a ti. Descolonizar no es exigirle a otros, si no exigirte a ti mismo que regreses a donde perteneces; a tu estado natural, para ser parte de un sistema de vida y no esclavo bajo uno de muerte.

Danos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s