¿Que significa este término que escuchamos frecuentemente? Ya sea viniendo de los medios, la escuela, de un político o de uno de los partidos tradicionales del país, al que ni vale la pena mencionar…

El progreso es mal definido por muchos (incluyendo los políticos) como el aumento del numero de edificios, carreteras, hoteles, compañías de servicio y espacios de recreación. Y por otros como la abundancia de lujos, privilegios y comodidades, que (lejos de hacer fácil nuestra vida) solo nos convierten en sus fieles esclavos. Y mientras prestamos atención a estas cosas ignoramos otras que pueden verdaderamente contribuir a nuestro progreso como especie y las dejamos a manos de los ‘lideres’ y ‘representantes’ del país los cuales parecen ser incapaces de explotar (de buena manera y para el beneficio de todos) estas cosas.

Según el diccionario, el ‘progreso’ se define como el ‘avance’ o desarrollo; realizar mejoras o adelantos’. Entonces, ¿realmente cuan encaminados hacia el progreso estamos?

La educación, cada vez mas ineficiente, inaccesible y costosa, se ha reducido solo un sistema selectivo diseñado para escoger los mejores candidatos a próximos alcaldes, fiscales, abogados, empresarios, maestros, policías y jueces y que descarta a los individuos que no cumplen con sus requerimientos y no un sistema donde se alimenta el conocimiento de cada individuo para maximizar su potencial.

Para complementar, tenemos un sistema extremadamente burocrático, que limita la capacidad que tiene cada individuo para producir tanto para si mismo como para sus familias. Regulando y controlando todo, haciendo que ganarse la vida o el pan de cada día sea mucho mas difícil y dependa de una licencia o un permiso que requiere tiempo y dinero para lograr conseguir. En otras palabras, un permiso para sobrevivir.

Encima de todo esto, la significativa reducción y desaparición de los negocios locales y empresas puertorriqueñas debido a la invasión de corporaciones extranjeras, reduciendo la capacidad que tiene el país para producir y creando una dependencia hacia estas corporaciones a las cuales solo les importa el crecimiento y el lucro y no las necesidades de la población. Y esto gracias a la incompetencia de los pseudo-‘lideres’ y ‘representantes’ quienes apoyan y hacen posible esta invasión de compañías extranjeras legislando a favor de ellas y en contra de su propio pueblo.

Lo que nos debemos preguntar constantemente es: estos supuestos ‘lideres’ y ‘representantes’ del país, ¿realmente nos dirigen hacia el ‘progreso’ que tanto predican? ¿realmente nos representan? ¿es este el gran ‘progreso’ al que nos estamos encaminando?

El verdadero progreso no se encuentra trabajando para el beneficio propio o el de un pequeño grupo de amigos de negocios, ni gobernando y legislando para el hoy, olvidando el mañana. El verdadero progreso se encuentra trabajando a favor de lo que es mejor para las familias y los individuos, a favor de lo que es mejor para las futuras generaciones que tendrán la muy difícil tarea de dirigir por buen camino el país que han heredado. Entonces, podemos llegar a la conclusión de que la palabra ‘progreso’ en boca de un político, al igual que todo lo que dice, se reduce a PURA PALABRERÍA.

Publicado originalmente el 26 Marzo 2014

Un comentario en “Lo Que Algunos Llaman ‘Progreso’

Danos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s